Saturday, May 23, 2009

El Síndrome de la Sospecha.

Lo vi en una de las salas del MADC (Museo de Arte y Diseño Contemporáneo) en San Jose, Costa Rica. El Sindrome de la Sospecha. Cuatro imaganes proyectadas a la misma vez de una misma persona mirandose sospechosamente a si mismo todo el tiempo. Lo que mas me gusta del arte contemporaneo es precisamente su contemporaneidad. El uso de recursos actuales para conceptualizar un síndrome tan peculiar es lo que le da a la obra esa agudez, ese deseo de no descontinuarla. Esta especie de enfermedad, llamemosle un síntoma o un fenómeno, es algo en lo que descubres tambien ese miedo al acecho, a la vigilia. A mi me gusto mucho su obra y es la que mejor recuerdo de aquella exposicion. Quizas sea porque Lázaro Saavedra y yo somos cubanos, y por tal padecemos los mismos síndromes. Aqui puede ver un video, pero nada como el efecto visual de una obra en vivo.



7 comments:

Ernesto Menéndez-Conde said...

Oye, que interesante esta el video. Y tambien tu interpretacion. Lazaro, a quien conozco desde hace mucho tiempo, es muy talentoso y super comico. En esta obra me parece percibir tambien algun elemento de comicidad un poco velado.

Al Godar said...

Incluyo tu blog en mi lista de Blogs Sobre CubaSaludos,
Al Godar

Patricia Miranda said...

si erne, de hecho lo primero que provoca la obra es risa, es muy comico el tipo con esas cejas tan pronunciadas y el cegno fruncido! jajajaj pero a mi tambien me asusta un poco! es una obra excelente. que dichoso que conoces a lazaro! debe ser un gran tipo! saludos y gracias por pasar siempre.

al godar. hace tiempo no pasabas a visitar, incluye mi blog, claro que si, aunque no sea sobre Cuba especificamente, no importa, que caraj! jejeje un abrazo!

Ernesto Menéndez-Conde said...

que risa me dio eso de que tu blog no sea sobre Cuba. Y efectivamente no lo es/

Patricia Miranda said...

si hombre! no vaya! es lo que yo te digo! jaja

Carlos said...

cubanos al fin, de nacimiento y forja del caracter en una sociedad donde todo pensamiento marginal a lo establecido como ley es mirado con sospecha, no me extrana que el ser termine sospechando de si mismo llegada la dicotomia entre adaptar nuestro pensamiento a la sociedad circundante (aceptacion) y la libertad propia de pensamiento. solo el que nos mira fijo esta falta de colores, sera que sospecha de nosotros?

Patricia Miranda said...

asi mismo es Carlos! esa sospecha se ha convertido en el sindrome de una sociedad! una enfermedad endemica!
gracias por hacerme la visita!
un besazo a ti y a terry tambien!