Sunday, March 23, 2008

La Clase Muerta


Objeto-indecible, objeto-obra, objeto-memoria. Estupefaciente que enternece cualquier hábito de reconciliación con el arte mismo. Morir tantas muertes al mismo tiempo. Rebelión inaudita, expresión híbrida que jugó a transformar los esquemas del arte y sus alineaciones mas contemporáneas. Imagen y contenido, la memoria y la emoción como artilugios de un espacio ignorado y lejanísimo corrompieron del arte, al más vulnerable. La muerte de cada cosa, el paisaje ignorado y su justificación. Kantor padre! Elegiste la idea de la muerte para que el teatro volviera a conmocionar! Y es que para el ser humano, la muerte o la misma idea de la muerte recrean algunas de las emociones más fuertes que nos pueden hacer conscientes de la propia vida. De hecho la conciencia ante la vida llega al mismo tiempo, emparejada, con la conciencia de la muerte. Cada segundo vivimos con esa espada de Damocles, que resulta soportable gracias a que nuestra mente tiene estrategias de ocultación, gracias a que piensa la muerte con la intensidad que ésta precisa sólo en escasas ocasiones. Kantor derriba estas estrategias y obliga a pensar, a sentir intensamente hasta lo intolerable, recorre el alambique de la memoria. Ese es el túnel por el que te conduce para habitar en el otro espacio, a participar a través de la emoción.

1 comment:

eva said...

me lié....quería incluir en esta entrada un comentario con una cita de kantor y la he metido por error en mi blog, en la entrada de chaplin, ...allí te remito...cosas de la velocidad informática , que a veces va a contracorriente de nuestras intenciones.
saludos.