Saturday, August 8, 2009

Diane Arbus imaginada

al anonimo/a que me ha echado en cara esta larga ausencia, espero guste de la fotografia tanto o mas que yo.


Agitada y confusa logre escaparme de entre el vulgo callejero, separarme un poco hacia las aceras y desde alli verlos pasar, caminar, conversar y hasta despotricar contra cualquier tema de moda mientras pisotean las baldosas. Todos son muy diferentes, y hay al mismo tiempo algo que lo hace particular a cada uno. Veo gente hablar, sonreir, y llego a sentirle las tristezas y las alegrias de solo echarles una mirada. Trato de leer en sus ojos, en el gesto de la mano y apenas en ese segundo puedo ganarle una vida al tiempo. Saco de mi pequeno maletin negro una vieja camara fotografica, artefacto mitico capaz de inmortalizarnos. En apenas un instante he logrado fotografiar a la senora de lentes oscuros que en el gesto de andar como que empuja hacia atras el peso de su cuerpo, parece mas bien ciega, quizas por eso sus pasos sean mas cortos. Ya he tomado tambien una fotografia a un nino y a dos viejitas bien arregladas que pasean risuenas. Observo a las personas a mi alrededor, me las imagino desnudas y terriblemente solas, no puedo evitar querer hablarles, tener esa inquietud de acercarme a ellos, como queriendo vivir sus vidas. Vuelvo a casa con mi tesoro. Despues del revelado me re encuentro con todos nuevamente, con la belleza de pequenas existencia que nadie mas que yo puede notar. El diario deambular por la vida me lleva por caminos que desconozco, pero que me atraen como por una fuerza de gravedad horizontal, no puedo evitarlo, me apasionan las vidas simples de personajes curiosos, peculiares, marginados, casi imaginarios. Siento que naci en un mundo al que no pertenesco y que para librarme de el tendre que encontrar a otros que como yo busquen desesperadamente escaparse cada noche a una fiesta de locos.

2 comments:

Anonymous said...

auditing newspapers louise girnar rewritten surface numeric penalties bayer testament spotlight
semelokertes marchimundui

Ernesto Menéndez-Conde said...

ven aca, chica, donde tu estas? Muchas felicidades por el anno nuevo. Besos.