Saturday, January 17, 2009

En cuerpo y alma.



A Isadora Duncan

El violin extendia por las salas
el invisible rasgo de tu angustia
cuando embebido de tu magia en alas
vi tu escultura de improvisto mustia
Era que el esplendor desparecido cual te evocaba
plena de infinito te dejaba
infundiendo un aterido calor a tu perfil.
Con exquisito lazo el misterio entonces
unio el alma de tus cuerdas y el alma de tus carnes
en la armonia de un dolor sombreado
y gustar puede en una enferma calma
la inquietud de las ramas.
Alma, recuerdo de musica y de nieve
abrumada por nostalgias.
Juan L. Ortiz

dicen que cuando bailaba imitaba a las olas del mar...

A veces cedo a otros el compromiso de mis palabras. Solo cuando siento las mias tan imprudentes y urgentes al mismo tiempo. Como ya lo hice con Botero, cediendole el espacio a mi estimadisimo Ale; esta vez lo hago con Isadora Duncan, tomando prestadas las palabras de Juan Laurentino Ortiz, poeta argentino al que me descubri leyendo una noche, o fue acaso una tarde?

3 comments:

eva said...

es un artículo sobre arte cubano. Yo no conozco a la gente de la que habla, pero igual a tí te interesa : )
saludos
http://salonkritik.net/08-09/2009/01/texas_detras_de_primera_impuls.php#more

Anonymous said...

qbolacreoqmevolvifrikijajajunbeso
yo(buenoyasabesquien)

Patricia Miranda said...

eva, lei el articulo! muchisimas gracias! lo encontre muy interesante! yo es que como me fui de Cuba hace poco mas de tres agnos ando tambien un poco alejada de lo que se hace y se dice sobre el arte cubano! no conocia a Elvia Rosa ni su trabajo critico pero ahora gracias a ti ahora estoy enterada! un abrazo evita!

y tu!! anonima friki! a ver si acabas de encontrar tu space, mira que aqui hay suficiente pa ti! te keru